INNOVACION PARA PROSPERIDAD

INNOVACION PARA LA PROSPERIDAD
Para apoyar los esfuerzos de los pa铆ses de Am茅rica Latina y el Caribe para promover la innovaci贸n, la diversificaci贸n de sus econom铆as, y lograr un desarrollo sostenido de largo plazo y crecimiento econ贸mico inclusivo, la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina y el Caribe (CEPAL) ofrece un resumen de siete retos fundamentales para la regi贸n: 1. Aumentar la productividad, elevando inversiones; 2 Mejorar la inserci贸n 聽en los mercados mundiales; 3. Diversificar las exportaciones; 4. Incrementar la calidad y la cantidad de recursos humanos para la innovaci贸n; 5. Aumentar las inversiones en I+D (investigaci贸n m谩s desarrollo); 6. Mejorar la participaci贸n del sector privado en innovaci贸n; y 7. Impulsar el patentamiento y la mejora del sistema de gesti贸n de la propiedad intelectual.

INNOVACION PARA LA PROSPERIDAD
Para apoyar los esfuerzos de los pa铆ses de Am茅rica Latina y el Caribe para promover la innovaci贸n, la diversificaci贸n de sus econom铆as, y lograr un desarrollo sostenido de largo plazo y crecimiento econ贸mico inclusivo, la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina y el Caribe (CEPAL) ofrece un resumen de siete retos fundamentales para la regi贸n: 1. Aumentar la productividad, elevando inversiones; 2 Mejorar la inserci贸n 聽en los mercados mundiales; 3. Diversificar las exportaciones; 4. Incrementar la calidad y la cantidad de recursos humanos para la innovaci贸n; 5. Aumentar las inversiones en I+D (investigaci贸n m谩s desarrollo); 6. Mejorar la participaci贸n del sector privado en innovaci贸n; y 7. Impulsar el patentamiento y la mejora del sistema de gesti贸n de la propiedad intelectual.

1. La brecha en productividad respecto de los pa铆ses desarrollados es un problema persistente y la regi贸n necesita elevar su inversi贸n para lograr cerrarla. Por ejemplo, al comparar la din谩mica de la productividad del sector manufacturero de Am茅rica Latina con la de Estados Unidos se comprueba que la brecha de la frontera tecnol贸gica no s贸lo no se cierra, sino que en los 煤ltimos a帽os se ampl铆a. La productividad laboral en la regi贸n ha crecido a una tasa del 2% anual entre 2003 y 2007, y en Estados Unidos la productividad ha aumentado desde un 3% a un 5% anual a partir de mediados de los a帽os noventa.

2. La capacidad de un pa铆s de cerrar la brecha en productividad depende de la especializaci贸n productiva y del patr贸n de inserci贸n que tenga en los mercados mundiales. El rezago de Am茅rica Latina se aprecia tanto a nivel cuantitativo 鈥攄ada la brecha de productividad鈥, como a nivel cualitativo debido a la alta especializaci贸n sectorial en actividades intensivas en recursos naturales. En la regi贸n, los sectores intensivos en recursos naturales siguen representando el 60% del valor agregado manufacturero total, mientras que en los Estados Unidos se registra un fuerte incremento de los sectores intensivos en conocimiento, que han llegado a representar el 60% del valor agregado total de la manufactura, lo que transform贸 la composici贸n sectorial de la industria. Debido a este cambio, Estados Unidos pr谩cticamente duplic贸 su productividad laboral entre 1990 y 2007.

3. Los bienes primarios y las manufacturas basadas en recursos naturales representan m谩s del 50% de las exportaciones de la regi贸n, por lo que aparece como prioritaria su diversificaci贸n y, por ende, de la estructura productiva. En los 煤ltimos a帽os se ha producido un proceso de 鈥渃ommoditizaci贸n鈥 de las exportaciones, principalmente derivado del incremento de la demanda de bienes primarios relacionada con sus altos precios. Dentro de la regi贸n se identifican fundamentalmente tres grupos de pa铆ses: los del Cono Sur, concentrados en bienes primarios y manufacturas basadas en recursos naturales; los de Centroam茅rica, especializados en la exportaci贸n de manufacturas de mediana y baja tecnolog铆a derivadas de la industria manufacturera de exportaci贸n, y un grupo conformado por Costa Rica, Brasil y M茅xico, que presentan el mayor grado de diversificaci贸n regional en las exportaciones incluyendo manufacturas de mediana y alta tecnolog铆a.

4. Hay un desfase entre la oferta y la demanda de recursos humanos calificados para la innovaci贸n. Se necesita tanto incrementar la calidad y la cantidad de recursos humanos para la innovaci贸n, como crear incentivos para la absorci贸n laboral. Este desaf铆o es crucial para todos los pa铆ses de la regi贸n. Por ejemplo, Argentina y Uruguay se caracterizan por tener un alto nivel de formaci贸n y necesitan avanzar hacia una coordinaci贸n entre las pol铆ticas educativas y las de desarrollo productivo para mejorar la competitividad del sector productivo; en Brasil se apunta hacia un fortalecimiento de la intensidad tecnol贸gica de su matriz productiva, mientras que los pa铆ses m谩s peque帽os sufren un proceso intensivo de 鈥渇uga de cerebros鈥 y necesitan atraer capital humano cualificado.

5. Am茅rica Latina invierte en investigaci贸n y desarrollo (I+D) un porcentaje del producto que es menos de la cuarta parte de la proporci贸n que destinan los pa铆ses desarrollados. La heterogeneidad de la inversi贸n en I+D que realizan los pa铆ses de la regi贸n se ha ampliado en los 煤ltimos a帽os, ya que, por ejemplo, mientras que en los pa铆ses de Centroam茅rica no supera el 0.1% del PIB, en Brasil es equivalente a un 1.2%.

6. El sector privado invierte poco en innovaci贸n y en I+D. A diferencia de lo observado en los pa铆ses desarrollados, en las econom铆as latinoamericanas hay un escaso esfuerzo del sector productivo en materia de innovaci贸n No podr谩 cerrarse la brecha en I+D sin un incremento sustancial de la inversi贸n privada junto con un creciente y mejor apoyo por parte del sector p煤blico. Por esta raz贸n resulta fundamental avanzar en el dise帽o de incentivos y pol铆ticas p煤blicas que estimulen la inversi贸n en actividades de innovaci贸n por parte del sector privado. Esto requiere una coordinaci贸n entre pol铆ticas tecnol贸gicas y de innovaci贸n y las pol铆ticas de desarrollo聽 productivo y empresarial.

Las encuestas de innovaci贸n reflejan que las empresas en Am茅rica Latina tienen un nivel bajo de cooperaci贸n, en especial con los institutos de investigaci贸n cient铆fica y tecnol贸gica. En M茅xico solo el 4,5% de las firmas innovadoras colabora con los institutos en proyectos de I+D, y en los pa铆ses donde esta propensi贸n es mayor, como Argentina y Uruguay, el porcentaje no supera el 12%. Esto se deriva principalmente de la especializaci贸n sectorial (con la mayor铆a de empresas en sectores de baja intensidad de conocimiento) y de la falta de cultura e incentivos para una mayor colaboraci贸n entre los institutos de investigaci贸n y el sector privado. El acceso a los mercados tambi茅n es un factor importante entre los incentivos a la innovaci贸n; la existencia de programas de desarrollo empresarial que apoyen las exportaciones de empresas innovadoras es igualmente fundamental en la generaci贸n de un entorno que favorezca la inversi贸n en innovaci贸n por parte del sector privado.

Las PYMES enfrentan mayores barreras a la innovaci贸n que las grandes empresas. De acuerdo a las encuestas nacionales de innovaci贸n, las firmas m谩s peque帽as experimentan una serie de inconvenientes, como el acceso a los mercados de cr茅ditos, menor posibilidad de diversificar riesgos, problemas de escala y barreras a las exportaciones, que reducen sus posibilidades de invertir en actividades de innovaci贸n. Para dinamizar la innovaci贸n en las PYMES se requieren pol铆ticas p煤blicas que eliminen o reduzcan los cuellos de botellas que estas enfrentan.

7. El patentamiento en la regi贸n es escaso, pero creciente. Sin embargo, los extranjeros patentan m谩s que los residentes en Am茅rica Latina. Los pa铆ses de la regi贸n han incrementado el n煤mero de patentes solicitadas en las oficinas de patentes internacionales, pero est谩n lejos de alcanzar el ritmo de los pa铆ses asi谩ticos. Por ejemplo, mientras que en 1995 los pa铆ses de Am茅rica Latina y el Caribe registraron 196 patentes en la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos (USPTO), los pa铆ses asi谩ticos, sin Jap贸n, registraban paralelamente un total de 3.545; en 2009 la regi贸n asi谩tica tiene 20.036, en tanto Am茅rica Latina y el Caribe alcanza 290 patentes. Al mismo tiempo, las oficinas de patentes en los pa铆ses de la regi贸n se han modernizado y mejoran en su oferta de servicios y procedimientos. Para avanzar en el dise帽o de sistemas de gesti贸n de la propiedad intelectual alineados con las estrategias de innovaci贸n y desarrollo empresarial en los pa铆ses de la regi贸n resulta necesario apoyar la innovaci贸n.

Este breve panorama refleja una regi贸n que en su conjunto enfrenta grandes retos para alcanzar los niveles de competencias y capacidades necesarias para insertarse exitosamente en la econom铆a global del conocimiento. Se observan avances importantes aunque circunscritos a ciertos sectores, territorios o grupos de empresas. Al mismo tiempo, los cambios en los mercados mundiales y los nuevos paradigmas 鈥攃omo tecnolog铆as de la informaci贸n y comunicaci贸n (TIC), biotecnolog铆a, nanotecnolog铆a y nuevos materiales鈥 reconfiguran el espacio de la innovaci贸n e incrementan la complejidad y las formas de innovar. Estos nuevos paradigmas requieren de inversiones cuantiosas en materia de investigaci贸n y desarrollo y en actividades complementarias (servicios tecnol贸gicos y empresariales, capacitaci贸n, infraestructura y desarrollo empresarial, entre otros). El di谩logo entre empresas, universidades, sociedad civil y agencias del sector p煤blico es fundamental para dise帽ar mejores instrumentos y sumar recursos financieros con el fin de incrementar el impacto de la acci贸n p煤blica.

El escenario descrito supone grandes desaf铆os para el Estado y plantea la necesidad de una evoluci贸n en las pol铆ticas p煤blicas y en las capacidades institucionales para apoyar la innovaci贸n. Adem谩s, se suman las expectativas de impactos en el corto y mediano plazo de las pol铆ticas de innovaci贸n sobre la competitividad en los mercados mundiales y la generaci贸n de empleo. Todo esto crea una presi贸n adicional para priorizar la innovaci贸n en los programas de gobierno y tambi茅n en los presupuestos asignados a la innovaci贸n, tanto por parte del sector p煤blico como del privado

Del Primer Informe 鈥淪e帽ales de Competitividad de las Am茅ricas (SCA) 2012, es el producto de la colaboraci贸n de las Autoridades y Consejos de Competitividad de las Am茅ricas y de las instituciones que apoyan la labor de la Red Interamericana de Competitividad (RIAC). http://www.riacreport.org/INFORME_FINAL.pdf

 
CEDIQUIFA


Reconocer, distinguir y alentar la Investigaci贸n
CEDIEDUCA
Por el avance del conocimiento
ASDIN.
CAESPO
Comit茅 Argentino聽de Educaci贸n聽para la Salud de la Poblaci贸n
CIMO