LA FRUSTRACIÓN TECNOLOGICA

LA FRUSTRACION TECNOLOGICA

Leemos en el diario La Nación de Buenos Aires el artículo de Nora Bär: “La frustración tecnológica” (15 abril 2016), en que comenta las declaraciones de Lino Barañao, Ministro de Ciencia, Técnica e Innovación Productiva, quien dijo: “Apenas el 5% de las investigadores se dedica a la aplicación del conocimiento”, en la Argentina.  Agrega la articulista que  ya a fines de los 70 se discutía sobre un desarrollo basado en la ciencia y la tecnología. Agrega: “Hace décadas que se habla sobre el tema, pero por distintas razones no se encuentran las vías para traducir esta idea en hechos concretos de gran escala”. Luego de reseñar contribuciones de argentinos en el país y en el exterior, concluye: ”…uno piensa en la cantera de talentos que hoy están germinando en el país y que, sin condiciones favorables, se marchitarán o entregarán sus frutos en otros hemisferios…”.

Precisamente en la reunión organizada por CEDIQUIFA -que impulsa la investigación científico-tecnológica en país desde su creación en 1972-, el pasado 9 de noviembre, se presentaron propuestas muy concretas de varios grupos de investigadores argentinos para crear condiciones favorables a la aplicación de los resultados de la investigación para la innovación.

Estas iniciativas se continúan discutiendo en las reuniones y publicaciones de CEDIQUIFA, a la espera de que comiencen a implementarse para solucionar precisamente la frustración tecnológica.

Los interesados pueden participar escribiendo a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
CEDIQUIFA


Reconocer, distinguir y alentar la Investigación
CEDIEDUCA
Por el avance del conocimiento
ASDIN.
CAESPO
Comité Argentino de Educación para la Salud de la Población
CIMO