Estamos realizando una serie de encuestas cortas para mejorar el enfoque de los temas de los concursos científicos. Para ello, requerimos de unos minutos de su tiempo para obtener su valioso aporte. Desde ya, le damos las gracias por participar.

De igual manera, queremos escuchar de Usted quién o quiénes tiene en mente para dictar seminarios y talleres.

Por favor, proponer expositores para los seminarios y talleres indicando nombre, tema y correo electrónico

ENVIAR RESPUESTAS CON SU VOTO A Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Encuestas

RENACIMIENTO DE LOS GENÉRICOS

Se han contabilizado 7000 enfermedades llamadas “raras” porque cada uno de ellas no afectan un gran número de personas, pero entre ellas constituyen un número impresionante de enfermos. En los Estados Unidos se estima en 30 millones de personas que sufren las llamadas enfermedades “raras”.  En definitiva, las enfermedades consideras “raras” no son tan infrecuentes.

El Dr. Francis Collins, director del Instituto de Investigaciones de los Estados Unidos, NIH, enfatiza la relevancia de las investigaciones sobre estas enfermedades y la necesidad de que quienes las sufren participen en los estudios de investigaciones clínicas para encontrar soluciones. Esta participación de los afectados es muy relevante precisamente porque el número escaso en cada enfermedad hace aún más difícil su superación.  Los investigadores clínicos se interesan genuinamente en los pacientes que participan en las investigaciones clínicas y ello es de gran ayuda para la contención y cura de los enfermos.

En relación con el problema de los miles de enfermedades que no tienen cura o que necesitan de mejores tratamientos médicos, un reciente artículo de The Economist señala que las 59 nuevas moléculas farmacológicas aprobadas por la FDA en los Estados Unidos en 2018 apenas rozan las necesidades insatisfechas en materia de salud. Para las 7000 enfermedades “raras” se han licenciado 400 medicamentos. Es por ello por lo que se habla de un renacimiento de las moléculas genéricas cuyas patentes de invención ha vencido. Se estima que hay 9000 moléculas genéricas que pueden ser investigadas para encontrar nuevos usos útiles para los pacientes.

Es mucho menos costoso encontrar nuevos usos para moléculas conocidas que aprobar nuevas invenciones de moléculas. Pero estos nuevos usos para las drogas genéricas también deben ser comprobados con investigaciones clínicas que requieren de inversiones para sufragarlas. De allí que se insiste en que en los países -como la Argentina- que no otorgan protección de patentes ni protección a los datos de registro sanitario para las investigaciones con drogas genéricas, estas investigaciones promisorias y muy útiles no se lleven a cabo. Una revisión de las normativas e incentivos es otra de las asignaturas pendientes en materia de salud.

 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y PATENTES. ÍNDICE INTERNACIONAL DE PROPIEDAD INTELECTUAL.

La OMPI (Organización Mundial de Propiedad Intelectual) publicó el informe “Tendencias tecnológicas de la OMPI 2019 - Inteligencia artificial” el 31 de enero de 2019. En el informe, los Estados Unidos y China son las dos oficinas más populares para presentar patentes de INTELIGENCIA ARTIFICIAL (AI por su  sigla en inglés), seguidas de Japón. Estas tres oficinas representan el 78 por ciento del total de solicitudes de patentes. 

Las empresas representan a 26 de los 30 principales solicitantes, la mayoría de ellas activas en electrónica de consumo, telecomunicaciones y / o software, así como en sectores como la electricidad y la fabricación de automóviles. Solo cuatro de los 30 principales son una universidad u organización de investigación pública.

IBM es la compañía con la mayor cartera de patentes (8.290 solicitudes), seguida de Microsoft (5.930 solicitudes). De las 20 principales empresas, 12 tienen su sede en Japón, tres son de los Estados Unidos de América (EE. UU.) Y dos (SGCC y Baidu) son de China.

A su vez la CÁMARA DE COMERCIO DE LOS ESTADOS UNIDOS publicó su séptimo informe anual sobre la evolución del tratamiento de la propiedad intelectual en sus diferentes ramas o categorías. El índice internacional de propiedad intelectual de la Cámara de EE. UU. 2019 crea una hoja de ruta para los países que aspiran a fomentar la economía el crecimiento y la competitividad global a través de una mayor promoción de la P.I.  Esta 7ª edición analiza 50 economías.  Resalta que en América Latina, el gobierno de Brasil puso en marcha programas para ayudar a las pymes  a crear y registrar activos de propiedad intelectual.En Argentina, el gobierno introdujo reformas  para agilizar el proceso de patentamiento, aumentar cooperación internacional en materia de propiedad intelectual, y reforzar la  transparencia y compromiso de los grupos de interés. Como resultado, el puntaje general de Argentina aumentó 15% y mejoró en los rankings desde el 46 en 2018 a 40 en 2019 (sobre 50 países).

En la CATEGORÍA 1: PATENTES DE INVENCIÓN y DERECHOS RELACIONADOS  sobre un máximo de 8 puntos posibles, Costa Rica obtiene un puntaje de 4.55;  México: 3.75; Colombia: 3.50; Perú: 2.75; Chile: 2.60; Brasil: 2,25; Argentina: 2; y Venezuela: 0.75.   Ello ilustra a las claras cuánto esfuerzo público y privado habrá que poner para lograr el crecimiento y competitividad a nivel global

 

EMPRESAS MULTILATINAS

En el estudio publicado por el BOSTON CONSULTING GROUP en 2018  se analiza el crecimiento de las empresas multilatinas que según se indica en el mismo pueden resultar esenciales para el crecimiento de la región. El estudio se publica anualmente desde el 2009.  Se trata de empresas  con más de un mil millones de dólares de ingresos. En el análisis de 2018 se incorporaron las tecnolatinas, con 300 millones de dólares de ingresos.

Aproximadamente el 80% de las empresas latinoamericanas son familiares  y son las que ocupan más personal (70% del empleo). Pero las multilatinas están absorbiendo  personal a un ritmo más veloz. Se destaca también que la región no obstante sus debilidades atrajo inversión extranjera directa. De 2014 a 2016, la IED alcanzó un promedio anual de 184 mil millones de dólares (30% de China), en comparación con 126 mil millones de la región asiática y 41 mil millones de India.

México es estable con 28 multilatinas incluidas en el listado publicado en 2018. Le sigue Brasil con 26,  Chile con 18 ( es primera en relación con su PBI que es el 5% de la región, Colombia en crecimiento con 11, Argentina con 9 (se destaca que 3 son tecnolatinas), Perú con 5, y Costa Rica, El Salvador y Panamá con 1 en cada país.

En el sector salud las multilatinas prácticamente no incursionan y el sector es servido por las subsidiarias de las multinacionales y las empresas familiares medianas.

LATINOAMÉRICA necesita superar su déficit educativo

Invertir más en capital humano es la mejor esperanza de la región para escapar de la trampa de los ingresos medios.

En una entrevista reciente, la directora ejecutiva del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, presentó una estadística notable: en los países más ricos del mundo, el capital humano genera casi el 70 por ciento del producto interno bruto; en las naciones más pobres, representa cerca del 40 por ciento. Más que la tierra o el dinero, las personas son las que hacen a las naciones ricas.

América Latina se ubica en el extremo superior de la escala global.El capital humano (definido como el valor presente de las ganancias de por vida) es alrededor del 60 por ciento del PBI. Aún así, la mayoría de sus naciones están luchando por escapar de la trampa de los ingresos medios.

Existen grandes diferencias en el hemisferio. Chile, Costa Rica y Argentina son similares a los EE.UU. y Japón en la importancia de las personas para crear riqueza económica; Haití, Guatemala y Honduras se ubican más cerca de Nigeria y Sierra Leona. Venezuela, Bolivia y Cuba no comparten sus datos...

Estos ingresos de por vida -que sustentan tantas economías- dependen de la educación. Aquí, América Latina se queda atrás. Los resultados de la región están en el tercio inferior en los exámenes del "Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA)" de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)- Chile, el mejor desempeño de la región, ocupa el puesto 44 entre 71 naciones. México y Brasil anotan un triste 58 y 63 respectivamente. Los resultados de la educación son igualmente bajos en toda la región: las patentes son escasas y el gasto en investigación y desarrollo es solo un tercio de los países en la OCDE.

En toda la región, demasiados debates educativos están estancados en el siglo XX, en lugar de centrarse en preparar a los ciudadanos y trabajadores para la mitad del siglo XXI. Sí, se necesita más dinero para los primeros años de la educación superior, lo que brinda a la mayoría de los jóvenes una mejor oportunidad. Y las naciones necesitan mantener a los niños en la escuela, asegurando que completen sus estudios. Pero lograr la calidad más que la cantidad debe ser el objetivo. La educación en sí misma debe cambiar si los latinoamericanos van a dar el salto de la era industrial a la de la información.

Esto es muy importante hoy en día ya que la mayoría de los países de la región se encuentran en medio de su "ventaja demográfica", con más personas en edad de trabajar que gente mayor . En las economías maduras de hoy, estos trabajadores adicionales jóvenes se dirigieron a granjas y fábricas, ayudando a que estas naciones sean ricas. Sin embargo, hoy, como lo demuestran otros estudios del Banco Mundial, la naturaleza del trabajo está cambiando en todas partes. Los trabajadores latinoamericanos en ciernes necesitarán diferentes habilidades para subir la escala de ingresos. Y estas naciones necesitan enseñarles y capacitarlos ahora, antes de que se desvanezca esta demografía favorable.

Muchos gobiernos ven la inversión extranjera y doméstica como la clave para el crecimiento. Pero dado el predominio del capital humano en estas economías, incluso los aumentos significativos en los flujos financieros no moverán la aguja del crecimiento tan lejos. Promover el capital "natural" también tiene sus inconvenientes, es decir, los auges y caídas de los productos básicos que América Latina exporta ya conoce demasiado bien.

Si las historias de las economías avanzadas del mundo siguen siendo una guía, las personas son el camino hacia una mayor riqueza. Para América Latina, ya son el motor económico dominante. Pero si sus naciones no invierten en sus ciudadanos, no estarán a la altura de su potencial.

El artículo puede leerse completo